LA IMPORTANCIA DE LAS CUESTIONES PROCESALES

Hace unos días nos notificaban una Sentencia en la que se apreciaba la excepción procesal de inadecuación de procedimiento por existencia de causa compleja en un procedimiento de desahucio por impago de rentas. Dicha estimación supone la paralización y, por tanto, la inexistencia de cosa juzgada sobre el fondo del asunto.

Analicemos qué es una excepción procesal: se trata de una alegación contenida en el escrito de contestación a la demanda que hace referencia a defectos procesales impeditivos en la continuación del proceso. Esto se traduce en cuestiones como:

Pues bien, en el caso que nos ocupa, se nos planteaba un desahucio por impago de rentas en el que el cliente no estaba dispuesto a abonar lo debido ya que entendía que el contrato no se estaba cumpliendo en las condiciones que normativamente deben cumplirse los arrendamientos.

Desde YML Iurister nos pusimos manos a la obra revisando toda (y muy abundante) documentación y comprobamos que efectivamente la situación arrendaticia distaba mucho de lo que legalmente se entiende como habitabilidad y buenas condiciones, entendíamos que se vulneraba el artículo 2 de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Como es sabido, un procedimiento por desahucio es un procedimiento sumario en el que la parte demandada no puede plantear más que aquellas cuestiones directamente relacionadas con la actividad probatoria del pago o la existencia de circunstancias que den lugar a la enervación. Por ello, todas las cuestiones que afecten a la propia naturaleza del contrato y estén relacionadas con el vínculo arrendaticio y la regulación de los derechos y las obligaciones de las partes no tienen cabida en este tipo de procedimientos.

Con mucho acierto el Juzgado nos dio la razón, sosteniendo que la situación en la que se entregaba el inmueble debía de ser objeto de debate en el procedimiento adecuado a tales efectos (un declarativo), desestimando la demanda.

Leave a Reply

Your email address will not be published.